¿prótesis redondas o anatómicas?

Después del volumen esta es la duda más frecuente que se plantean las pacientes que desean un aumento de mamas.

En realidad lo que muchas ignoran es que hay muchas más opciones donde elegir de tal forma que la pregunta y su respuesta se vuelven complejas.

Actualmente, gracias al gran desarrollo e investigación en este campo, los fabricantes ofrecen decenas de modelos distintos para el mismo volumen. Así podemos encontrar la tradicional prótesis redonda pero cambiando el perfil (medio, alto o bajo), o las llamadas prótesis anatómicas o en gota de agua, que varían también su perfil. Pero además dentro de las anatómicas las existen con base circular o con base elíptica.

protesis2

En definitiva, que el número de combinaciones posibles es muy alto siendo su elección un tema para nada
secundario que se debe estudiar y consensuar con la paciente de forma detenida.

Algunos parámetros a considerar son la edad, la cantidad de piel en el polo inferior, el tamaño actual de la mama, la posición donde va a ir la prótesis…Por ejemplo una paciente de 36 años que tras los embarazos ha perdido un poco de volumen y altura de sus mamas, probablemente sea buena candidata para una prótesis anatómica para rellenar el polo inferior y recolocar las areolas a su altura. Cuando buscamos un aumento general de la mama las redondas ofrecen excelente resultados con la ventaja añadida de que aunque se muevan, la forma de la mama va a permanecer inalterable.

Publicado en Sin categoría.