Toxina Botulínica

Disminuye la formación de arrugas suavizando los rasgos de expresión

La Toxina Botulínica es una proteína que relaja temporalmente el músculo en el que se aplica, suavizando así las arrugas de expresión.

Tiene como efecto la paralización de los músculos de forma temporal. En medicina estética se utiliza para evitar o disminuir la formación de arrugas, ya que al paralizar la musculatura facial evitamos realizar movimientos que producen arrugas como las de alrededor de los ojos o las de las entre cejas.

Con su aplicación conseguimos revitalizar, prevenir y rejuvenecer la mirada de manera inmediata y relajar los músculos faciales, eliminando o atenuando las arrugas.

 

Confía en las manos del mejor cuadro médico, el equipo más recomendado por los pacientes

  • Rejuvenece y revitaliza la mirada de forma inmediata

    Está indicada para las arrugas muy marcadas cuyo su origen está en la gesticulación o mímica facial.

    Se aplica normalmente en el tercio superior del rostro, la frente, el entrecejo y las patas de gallo, aunque en algún caso también puede usarse para las arrugas de la nariz (aquellas que se forman a los costados de la nariz cuando uno ríe), algunas zonas del cuello, las comisuras de los labios y para delinear el contorno de la cara y recolocar las cejas.

  • Tratamiento indoloro y rápido, una vez aplicado se puede hacer vida normal

    Los tratamientos con la Toxina Botulínica se realizan en la consulta, suelen tardar unos 30 minutos dependiendo de las zonas y seguidamente se puede hacer vida normal.

    Con unas micro inyecciones el doctor aplicará directamente en el músculo facial la toxina de una manera rápida e indolora. Al relajar temporalmente el músculo, se previene también la formación de nuevas líneas de expresión.

    La duración de los resultados suele ser unos 6 meses dependiendo de cada persona, pasado este periodo de tiempo, el paciente vuelve al estado anterior a la aplicación habiendo evitado durante estos meses dañar su piel por el paso del tiempo.

     

  • Si estás pensando en aplicarte Toxina Botulínica ten en cuenta estos consejos:

    • Ponte en buenas manos, elige un cirujano plástico
    • No abuses del producto, es mejor una dosificación moderada para tener un aspecto natural y un rostro descansado
    • Espera los meses recomendados hasta la siguiente dosis.
    • Cuanto menos tiempo pasa menos efecto genera. No esperes demasiado para empezar.
    • Cuando aún no se tiene arrugas, este tratamiento sirve como medida preventiva. Las arrugas tardan más en salir ya que el músculo se mueve menos.